interview-meLa Directora del Nuevo y pequeño Teatro de Danza Contemporánea tiene más de 10 años de experiencia como bailarina, dirección de obras de danza y subdirección de curadurías de varios museos. Ha decidido emprender el reto de formar un teatro especializado para la danza contemporánea. Ella subraya que la danza contemporánea merece un espacio propicio para desarrollarla y que de esta manera está cumpliendo un sueño que tenía represado hace mucho tiempo.

¿Cómo recibes la noticia de liderar la dirección del Teatro de Danza Contemporánea?

Es un sueño que tenía represado hace mucho tiempo, implica un gran desafío ya que se realizará algo así por primera vez en el país. Yo fui bailarina hace muchos años y siempre teníamos el problema de realizar los ensayos en lugares poco apropiados ya sea por la acústica del espacio, la estructura del suelo, la posiciones de los asientos del público, entre otras cuestiones. Para mí es un gran logro emprender este proyecto para las presentaciones de mis colegas y el disfrute del público en general.

¿Cuáles son las expectativas con el teatro?

Primero que se constituya como un lugar adecuado para la presentación de obras de danza contemporánea y se reconocida, por ahora, a nivel nacional. Deberemos tener presentaciones al menos 3 fines de semana cada mes para lograr el punto de equilibrio respecto a la inversión realizada y los gastos de mantenimiento y promoción, por eso queremos incluirlo en el listado de teatros avalados por la comunidad de artistas para que las compañías de danza internacional lo tengan en cuenta a la hora de realizar las presentaciones.

¿Cómo lo piensan inaugurar?

Estamos pensando en incluir a comunidades indígenas que están desarrollando algunas representaciones que son resultado de la mezcla de bailes autóctonos con danza contemporánea, es el resultado de un experimento artístico hermoso que se vienes desarrollando años atrás por unas colegas alemanas.